Zarzuela: La Dolores

"...Se transforma con una mayor importancia hacia los elementos..."

La zarzuela basada en la copla "La Dolores" con música y letra de Tomás Bretón, se estrenó  en el Teatro de La Zarzuela en Madrid en 1895, con 63 representaciones de forma consecutiva en este escenario y 112 en Barcelona, además de Milán y Praga, así como varias ciudades sudamericanas.

Se basa en un copla popular aragonesa que el escritor catalán José Feliú y Codina escuchó durante una parada de tren dentro de la localidad oscense de Binéfar mientras viajaba de Madrid a Barcelona, el argumento cuenta la historia de una joven rica heredera de Calatayud, cuya fortuna atraía más desgracias que alegrías.

Tanto es así que un avispado militar consiguió enamorarla y hacerse de sus riquezas, arruinada la aparente pobre Dolores acabó regentando un viejo mesón y sufriendo la burla de sus vecinos cercanos, quienes con sorna y de manera irónica cantaban "Si vas a Calatayud, pregunta por la Dolores, que es una chica muy guapa y amiga de hacer favores".

Pero Dolores tiene otro admirador de quien nunca ha sospechado en la persona de Lázaro, sobrino de doña Gaspara, dueña del mesón, el joven es un seminarista que está dispuesto a dejar su vocación por su doloroso amor, a pesar de su modestia Lázaro da muestra de su valentía durante una corrida de toros celebrada en honor de la asediada mujer.

Musicalmente, su lenguaje operístico se transforma con una mayor importancia hacia los elementos populares y entroncaba con las prácticas del género chico apenas un año después del inesperado éxito de "La verbena de la Paloma. Además", se simplifica el tejido sinfónico, renunciando a los motivos recurrentes y permitiendo una mayor presencia de las voces, dentro de la tradición italiana a la que nunca renuncia.

"La Dolores" supone uno de los mayores aciertos operísticos donde destaca en especial, la intensidad dramática, que ofreció grandes posibilidades al músico, que fueron muy bien aprovechadas por Bretón en su partitura. El compositor salmantino no sólo asimila en ella las principales tendencias operísticas europeas en un estilo muy personal, sino que también consigue adaptar con fortuna los modelos del verismo operístico a la música española.

En esta obra de Tomás Bretón, su labor musical y artística, íntimamente relacionada con la política, influyó notablemente en la conformación del concepto "Ópera nacional española" y por extensión en la idea de lo que era y debía ser "lo español", donde acaba incluyendo desde simples elementos folklóricos como el flamenco, las sardanas o el arresku, hasta ideologías “enemigas” o religiones minoritarias.

En consonancia con la opinión de Alon Confino las identidades regionales en el cambio de siglo, más que debilitar la conciencia nacional española, constituían una metáfora de la propia nación, "La Dolores", por tanto, no sólo era una jota aragonesa sino también española, haciendo de España la patria "De las Dolores".

Bibliografía:

Confino, Alon. "Lo local, una esencia de toda nación", en Revista Ayer, Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología. Páginas 19-31. 2006.

Espín Templado, Pilar. "Teatro lírico español. Ópera, drama lírico y zarzuela grande entre 1868 y 1925". Universidad Nacional de Educación a Distancia. Madrid. 2016.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina